New call-to-action
New call-to-action
Consejos

¿Por qué necesito rotar las llantas de mi carro?

¿Por qué necesito rotar las llantas de mi carro?

Rotación de llantas, presión de aire y otros aspectos básicos que necesitas saber sobre el cuidado de tus llantas

 

Las llantas son tu punto de contacto y control del vehículo sobre el asfalto, sin embargo, esto no pareciera tener la importancia suficiente por parte de muchos conductores sobre lo que implica en cuanto a seguridad y mantenimiento general del carro.

Cuidar las llantas no solo ayudará a alargar la vida útil de estas, también será la garantía de una conducción mejor, mayor seguridad, respuesta ante obstáculos o accidentes, ahorro de combustible y evitar reparaciones innecesarias que puedan acarrear importantes gastos en el taller.

Subestimar el mantenimiento adecuado de las llantas o pasar por alto que merecen un cuidado importante al igual que otras partes del auto, podría convertirse en un error fatal con consecuencias muy graves, como un accidente de tránsito, o averías con costosas consecuencias en los ejes de tu carro.

Imagina las posibilidades y terribles consecuencias que puede tener circular con llantas en mal estado, desgastadas o sin presión adecuada. Un reventón a alta velocidad en la carretera, derrapar sin control o chocar en medio del tráfico de autopista, son situaciones comunes y lamentables que pueden ser evitadas siguiendo ciertas recomendaciones básicas y sencillas para cuidar las llantas.

Presión de aire: Sin exceso ni falta, llevar la presión de aire adecuada en tus llantas evitará un desgaste prematuro o deformación del caucho.

img-blog-interna01-1

No eches más aire del necesario con la excusa de ahorrarte unos días de espera, si hay un exceso de presión, el tiempo de vida de las llantas se reduce y puede provocar un desgaste disparejo ya que estará más inflado de un lado y su contacto con el suelo será irregular. Por otro lado, si la presión no es la suficiente, el rodamiento se deformará de manera más ancha, causando incluso un aumento en el consumo de combustible.

Para evitar esto, debes controlar de vez en cuando el nivel de aire que tienen tus llantas con un medidor de varilla, una vez al mes será suficiente, siempre antes y después de un viaje largo para verificar que no haya fugas, incluyendo la llanta de repuesto.

Banda de rodamiento: La correcta medida de la banda de rodamiento es lo que garantiza un buen agarre y tracción al suelo. Este desgaste es inevitable, pero si es posible medir su vida útil. Verifica constantemente este indicador en las llantas de tu carro, si ya llegó al límite, lo mejor es cambiarla. Cuidar este aspecto ayudará a mantener una distancia de frenado más corta y segura, más aún en suelos mojados.

Rotación de las llantas: Es importante tener un desgaste parejo en las cuatro llantas. Para esto, la mejor forma de conseguirlo es rotarlas. El cambio de las llantas traseras con las delanteras y viceversa debe hacerse cada 10 mil y 20 mil kilómetros.

Alineación: La correcta alineación de la dirección junto a una suspensión en buen estado, influye completamente en la experiencia de manejo, comportamiento del auto y la seguridad de los pasajeros. Atiende la alineación de tus llantas cada vez que las cambies o después de hacer un viaje largo.

img-blog-interna02-1

Resequedad: El daño por resequedad de las llantas es mucho peor cuando estas se encuentran a temperaturas extremas, cerca de productos químicos, polvo, hojas secas, entre otros. Este problema es muy evidente, ya que cuando sucede se abren unas pequeñas grietas en las paredes de las ruedas. Para evitarlo, lava las llantas con un detergente simple o jabón especial para llantas. No dejar tu carro expuesto al sol de forma prolongada también es una buena forma de evitarlo.

Manejo con suavidad y tacto: Evita en lo posible todas las acciones que dañen o desgasten las llantas innecesariamente. Por ejemplo, un caso común se da al estacionarse; muchas personas cometen el error de dejar una llanta medio montada sobre una banqueta o escalón. El peso del vehículo, causará una deformación o corte. Para evitarlo, asegúrate de tener las llantas en terreno firme y plano.

Frena gradualmente antes de llegar a una intersección, semáforo, parada o curva, no es necesario clavar los frenos justo antes de llegar al límite, no solo dañas tus llantas, también fuerzas toda la mecánica del carro, gastas más combustible y pones en riesgo tu seguridad y la de tus pasajeros, ya que los carros que vengan atrás posiblemente no tengan buena capacidad de frenado, no tengan buenos reflejos o estén distraídos y te chocarán inevitablemente.

Ten en cuenta que mientras más brusca sea tu forma de conducir, más desgaste tendrán las llantas y las piezas en general de tu carro, así que ten un poco de paciencia, tacto y responsabilidad en carretera, y piensa en lo costoso que puede resultar un estilo de manejo agresivo o muy brusco.

Tu carro es un conjunto de piezas que trabajan unidas para poder transportarte, garantizar el buen mantenimiento general, las revisiones constantes y cuidado preventivo de las llantas, harán que evites reparaciones innecesarias, tengas mayor estabilidad y goces una mayor garantía de seguridad.

5 aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar tu primer vehículo
5 aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar tu primer vehículo
Descargar ebook