New call-to-action
New call-to-action
Consejos

¿Por qué es importante el mantenimiento y servicio de carro?

¿Por qué es importante el mantenimiento y servicio de carro?

Aprende todas las razones y ventajas que tiene hacer un mantenimiento y servicio preventivo a tu carro

 

Si buscas que tu carro se mantenga siempre disponible, en las mejores condiciones, con excelente rendimiento, garantías de seguridad y te sigas sintiendo cómodo, con una buena sensación al volante y sin ruidos molestos, debes conocer a fondo la importancia del mantenimiento preventivo, y conocer todos los riesgos que corres cuando no haces el servicio que corresponde al carro, cada cierta cantidad de tiempo o kilómetros recorridos.

En esencia, el mantenimiento preventivo consta de una serie de revisiones que se hacen en el carro a nivel mecánico, para disminuir las probabilidades de fallas o desgastes que provoquen un accidente, avería mientras conduces o provoquen una falla que requiera de una reparación costosa del vehículo.

Ten en cuenta que este mantenimiento y revisión no consiste solo en reemplazar las piezas que están desgastadas, debes pensar más allá. Tu vehículo es un gran número de piezas móviles trabajando en conjunto, unidas, si una de ellas no funciona como debería, o se rompe, el proceso se verá alterado, y probablemente causará daños irreparables en otras piezas, aumentando el precio que deberás pagar para que el carro funcione bien nuevamente.

Los carros en general son máquinas con un alto nivel de desgaste en sus partes, por uso o por tiempo. Por esta razón es necesario mantener el mecanismo general en buen estado, revisando su funcionamiento con la frecuencia que indique el manual del vehículo.

El objetivo del mantenimiento preventivo y servicio de carro, es saber en qué estado se encuentran las partes y sistemas más importantes como llantas, batería, frenos, suspensión, iluminación, escape, entre otros. Recuerda que cualquier desperfecto, por mínimo que parezca, va a alterar el funcionamiento normal del carro, y con ello compromete tu seguridad y la de tu familia.

Sistema de lubricación: Es necesario proteger el motor y sus piezas, ya que estas se encuentran en constante movimiento y fricción, bajo altas temperaturas y sometidas a una gran presión. Por medio del cambio de aceite y filtro, complementado con una limpieza de lodos para remover partículas abrasivas, evitarás que estos residuos lleguen a obstruir los conductos de lubricación y le darás más vida al motor.

Llantas: Todo lo referente al balanceo, alineación, montaje y rotación de las llantas es primordial, especialmente si viajas constantemente por carretera. Este aspecto es una garantía total de seguridad para tu vehículo, tu integridad y la de tu familia.

Refrigeración: El sistema de refrigeración de tu carrocumple con un objetivo clave, disipar el calor que produce el motor cuando está en funcionamiento y mantenerlo trabajando a la temperatura ideal. Por eso es importante verificar que el líquido refrigerante de tu vehículo no esté vencido o desgastado, y cambiarlo cuando sea necesario.

Batería: No hace falta que esperes a que la batería de tu carro se agote, hay muchas opciones y formas de ver cuanta vida le queda, y hacer el cambio preventivo. De esta manera evitarás quedarte sin batería sorpresivamente, algo que puede ser un problema muy grave si estás en medio de trámites importantes, vas camino al trabajo, a una reunión o a cualquier otro compromiso puntual.

img-blog-interna01

Sistema de combustible: Es necesario hacer el cambio de filtro de gasolina en el momento adecuado, recuerda que la contaminación generada por el agua y algunas partículas provenientes del tanque de combustible o de la propia estación de servicio, podría causar pérdida de potencia, mal rendimiento o daños graves a tu carro. De igual forma, atender este sistema reduce las emisiones de gases tóxicos, que contaminan el medio ambiente.

Esta revisión debe hacerse mínimo una vez al año, con limpieza profunda de inyectores, y cambio de filtro de aire.

Frenos: Debes revisar con atención que el líquido de frenos se encuentre en su nivel óptimo, cada 3 meses aproximadamente. Si no lo haces, no tendrás la certeza de que el sistema de frenos cuente con la presión necesaria para responder eficazmente. En este mismo punto es obligatorio revisar el estado de las pastillas de freno al menos cada 20 mil kilómetros.

Mantenimiento secundario: En este aspecto entran todas las otras condiciones de seguridad y confort necesarias de revisar cada cierto tiempo, para asegurarnos que el carro funcione al 100% de su capacidad. Podrías verificar que tus limpiaparabrisas no estén desgastados, a manera de mejorar la visión bajo la lluvia.

También puedes verificar que el sistema de aire acondicionado esté respondiendo de manera eficaz, poniendo atención a la disminución de la capacidad para enfriar el vehículo. Limpiar tus asientos y alfombras constantemente, considerando que una gran cantidad de bacterias se alojan en ellos, al igual que en los paneles del volante y las puertas, donde la mayoría de los pasajeros posan sus manos, estornudan o ensucian sin querer.

img-blog-interna02

5 aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar tu primer vehículo
5 aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar tu primer vehículo
Descargar ebook