Historia

El 27 de noviembre de 1941 fue fundada la empresa Cofiño Stahl y Compañía; sus fundadores son don Pedro Cofiño Durán y don Irving Stahl. Cofiño Stahl inició sus operaciones en la 5a. Av. Sur No. 35, con la representación de la compañía estadounidense General Tire y Baterías. Posteriormente, amplió su portafolio con la comercialización de vehículos automotores, para luego brindar servicios tales como taller de mecánica y automotriz, venta de repuestos, gasolina y lubricantes.

El 27 de noviembre de 1941 fue fundada la empresa Cofiño Stahl y Compañía.

1951

En 1951 trasladó sus instalaciones a la 10a. Av. 31-71, zona 5. Para 1964 inicia relaciones con Toyota Motor Corporation, las negociaciones con Toyota Motor Corporation se llevarón a cabo por Don Fernando Saravia. Los modelos Land Cruiser y Corona fueron los primeros modelos en comercializar. El 31 de enero de 1974 se constituyen las empresas Repuestos Cofal, S.A., dedicada a la comercialización de repuestos y accesorios para vehículos; y Autoservicios Cofal. En 1978 se inaugura el edificio Central de Repuestos ubicado en la 17 Av. 18-78, zona 11; ese mismo año se fundó Autoservicios Cofal a un lado del edificio de la zona 5.

1989

Para 1989 lanzó la marca de baterías AC Delco, con más de 700 distribuidores en el país, y se constituyó como el primer distribuidor en el continente americano y el tercero a nivel mundial.

En 2001 se vende el vehículo Toyota número 75,000

1991

En el año 1991 se festejan las Bodas de Oro de Cofiño Stahl, con la satisfacción de ofrecer a los clientes calidad en productos y servicios. El 3 de marzo de 1992 ingresa a Guatemala la unidad Toyota número 50,000, cifra récord para una marca. Para 1994 se reinaugura el edificio de Cofiño Stahl en la zona 5 con instalaciones más modernas y funcionales. En el año 1998 se hace el lanzamiento de baterías Magnum y, en 1999 se inaugura la planta de enderezado y pintura más avanzada en tecnología de toda Centroamérica y El Caribe.

2001

En 2001 se vende el vehículo Toyota número 75,000, así se convierte en el primer y único distribuidor en importar tan significante cantidad de vehículos de una sola marca. Para noviembre de 2000, Cofiño Stahl introduce el servicio TSM (Toyota Service Marketing), para prestar el servicio de venta de repuestos y servicio mecánico orientado totalmente a la productividad. En 2001 se vende el vehículo Toyota número 75 000, así se convierte en el primer y único distribuidor en importar tan significante cantidad de vehículos de una sola marca. Ese mismo año se establece la empresa Cofiño Stahl Agencia de Seguros y Fianzas.

Ofreciendo el mejor servicio y la mejor calidad, desde 1941.

2002

Un año después, en abril de 2002, se inaugura la nueva agencia de Toyota en el boulevard Liberación. Para 2003 inicia la comercialización y distribución de los vehículos Daihatsu. Asimismo, Toyota Motor Corporation reconoce a Cofiño Stahl, por quinta vez, como el mejor distribuidor de Latinoamérica y el Caribe con el "Toyota Overall Marketing Award". Este es el mayor reco- nocimiento otorgado a un distribuidor por la excelencia en el servicio al cliente, venta de vehículos, repuestos y servicio.

2007

En el  2007 Cofiño Stahl inaugura las nuevas instalaciones en zona 5, con la más grande y moderna sala de venta en Latinoamérica. En 2008 comienza la expansión a Centroamérica con las baterías Magnum en El Salvador.

Visión

Superar nuestro liderazgo en la venta de vehí­culos, repuestos y servicios, alcanzando ser el ejemplo en Guatemala en brindar un servicio de excelencia en las empresas que dirigimos y en las futuras que formemos.

 

Misión

Ofrecer a nuestros clientes vehí­culos, repuestos y servicio de la más alta calidad y prestigio mundial, buscando satisfacer expectativas y necesidades, por medio de nuestros colaboradores altamente calificados.

Innovaciones

Grupo Cofiño Stahl, con sus marcas reconocidas a nivel mundial, está siempre innovando y presentando al mercado nuevos modelos de autos, tecnologí­as de punta y lo más importante: el continuo mejoramiento del servicio al cliente.

Valor de la Marca

Cofiño Stahl busca dar a sus clientes un servicio ético, basado en principios de honestidad, civismo y respeto mutuo dentro de un ambiente de compañerismo, donde el equipo de trabajo se mantiene completamente integrado, consciente de su papel dentro de la organización. El trabajo une a todos los colaboradores y los llena de orgullo y satisfacción y, por eso, es una empresa que lleva más de 60 años en el mercado guatemalteco.

Responsabilidad Social

Visión

Ser una Fundación que implemente programas y proyectos que respondan a las necesidades de las comunidades en componentes educativos y de salud, económico-productivos, ecológico-ambientales, de seguridad alimentaria, vivienda, agua y saneamiento, todos ellos con ejes transversales de género y multiculturalidad, dirigidos a comunidades guatemaltecas excluidas del desarrollo y extrema pobreza.

Misión

Fomentamos el desarrollo de habilidades individuales para contribuir comunitariamente en la mejora de la calidad de vida a través de la participación de mujeres y hombres.

Objetivos

Objetivo General

Promover y fomentar la auto sostenibilidad y el desarrollo, en las comunidades donde se apoya la implementación de programas y proyectos que eliminen el asistencialismo y la dependencia, a través de la pela y consciente participación de la población

Objetivos Específicos

  • Implementar iniciativas dirigidas especialmente a los grupos más vulnerables como lo son la niñez, juventud y mujeres.
  • Apoyar el emprendimiento empresarial enfocado en sus habilidaes y el aprovechamiento de las mismas.
  • Enfatizar acciones dirigidas a la conservación de flora y fauna, educación ambiental, conservación del agua, reforestación y conservación de bosques.

El objetivo de Cofiño Stahl es apoyar, diseñar, gestionar e implementar proyectos que brinden las herramientas necesarias para que la comunidad sea auto sostenible en futuro cercano. Haciendo uso de sus valores y principios éticos y profesionales en la realización diaria del trabajo en equipo, creación y ejecución de nuevas ideas que sean amigables con el ambiente, brindando una asesoría especializada para cada caso.

Proyectos

INTERVENCIONES

Actualmente llevamos 5 años trabajando estos programas y proyectos en la comunidad Las Tablas, Chiquimula donde iniciamos nuestra intervención en septiembre de 2010, después de leer un reportaje periodístico en donde indicaban que los niños y niñas de la comunidad estaban en un estado nutricional deplorable, así que emprendimos hacia allá y nuestra idea era apoyar tres meses, pero al ver la realidad no pudimos retirarnos e iniciamos primero con el proyecto de la ampliación de la red de agua potable, puesto que el 90% de la población no contaba con ella. Paralelamente construimos un centro de convergencia para tener una clínica médica, una cocina y un comedor ya que iniciamos con el Programa de Educación y recuperación nutricional, eligiendo a 7 madres monitoras para el apoyo del mismo y en el comedor brindarles almuerzo a todos los niños y niñas que al hacer la evaluación nutricional se determinó que estaban con desnutrición crónica y aguda.  Este almuerzo contribuye con el 45% de las recomendaciones dietéticas diarias. Según datos recabados el porcentaje de desnutrición crónica antes de la intervención de la Fundación, estaba alrededor del 74% y al final del año 2015 con las iniciativas que hemos implementado ha bajado al 62%;  la desnutrición aguda que estaba alrededor del 6%, a la fecha estamos a 0.

Dentro de las iniciativas implementadas, están la parte de la educación en el hogar, prácticas de higiene, etc. que son básicas para este problema. Hemos promovido a través de la capacitación, la siembra de hortalizas en el hogar, cultivo de café, la crianza de pollos de engorde, de gallinas ponedoras de huevos y panadería, proyectos que han contribuido a la economía familiar puesto que han servido para el autoconsumo y también para la venta. Para el tema de vivienda, se les apoyó con las estufas ahorradoras de leña y los filtros ecológicos los cuales han contribuido a una mejor salud. Han aprendido a tejer y hacer morrales, gorras, colchas las cuales las utilizan para su hogar y también las venden en su comunidad y comunidades aledañas.

Otro proyecto muy exitoso ha sido la elaboración de wipe que se les enseñó a las mujeres a hacerlo  y que en Cofiño Stahl se les compra mensualmente ya que lo utiliza en sus talleres de servicio, por lo tanto tienen un mercado cautivo para la venta de su producto.  Otro proyecto de carácter ecológico en el que se les capacitó a hombres y mujeres, es en la lombricultura de la cual ya están produciendo lombricompost que utilizan en sus siembras y también  les conseguimos el mercado que se los compra en su totalidad.  Siguiendo con el tema ecológico, se tiene también el programa de recolección de envases PET con los niños y niñas, a quienes les compran los envases y además de recibir el pago por la venta, ayudan a la limpieza de la comunidad. También a la fecha se han sembrado más de 7,000 árboles de diferentes especies en las cercanías de los afluentes de agua para la conservación de las cuencas.

Para el componente de educación tenemos el programa de estudios por trabajo en donde los jóvenes de básicos y bachillerato apoyan los diferentes programas y proyectos para poder tener acceso a la educación escolar y la Fundación paga mensualmente un maestro de básicos ya que anteriormente solo hasta sexto grado llegaba la escuela. De igual manera para el diversificado ya hemos logrado la graduación de 18 bachilleres, 8 mujeres y 10 hombres, esto en los años 2014 y 2015; dos de ellos ya trabajan para Cofiño Stahl. 

Todo este trabajo integral que estamos realizando también ha sido gracias al apoyo  de diferentes Fundaciones e instituciones como  Fundesa, Juan Bautista Gutiérrez, Asopuente, Pantaleón, MAGA, CBC, CEMPRO, Colegio Rotterdam, Anacafé, SESAN y Municipalidad de Chiquimula entre otros.

Iniciamos este año 2016 con otras dos comunidades cercanas a Las Tablas, las cuales son el Durazno y el Limar y nuestra visión es también apoyarles para ir teniendo los logros que hemos alcanzado en Las Tablas y que sean también dos comunidades  auto sostenibles a la vez que apoyamos para el decrecimiento de la desnutrición crónica infantil.